jueves, 31 de mayo de 2012

“Nocturna”


                          
           “Nocturna”

           Ángel impenitente
      reposa entre las rosas dormidas
           y un beso de luna es almohada
                acunando sus plegarias                       
                     en los espejos de la noche…                            
     serena morada del olvido.    


            Azul perfume envolviendo la tarde   
      acurrucada en cristales de otoño
           desteje enigmas en la ventana atemporal
                de una alborada con susurros de fuego,
                     y en la promesa que abriga el alma
      se hilvanan sueños pretéritos de esperanza.


           Ya duerme la pluma
      despojada en conjuro silente   
           y un sol venturoso besa la alameda
                mientras las calles se suceden vacías,
                   deshojando este eclipse
   que devora la sinrazón de tu ausencia.



1 comentario:

  1. La ausencia nos deja siempre la mirada perdida tras esas ventanas atemporales.

    Un poema que siente con todo el peso de la ausencia prolongada.
    Hermoso.

    ResponderEliminar