sábado, 6 de abril de 2019

“Detrás del velo”


                      Metamorfosis del lenguaje
              donde anidan los sueños
                      y susurran los latidos del alba
                           son cantaros de terciopelo
                               susurrando en la pluma del tiempo
              cual espejo de ausencias en el frío de la luna.


                      Una silueta de alborada acaricia el arrebol
               de este jardín de la redención,
                      refugio al náufrago de mares ignotos
                           antiguas heridas de pinceles hostiles
                                desgarran, cristales de ilusión,
               este camino de huellas cenicientas.


                      Nostalgia en el umbral de las rosas
               manto descarnado de un horizonte secular,
                      caen luceros de nieve, retazos de luz
                            sobre la almohada;
                                  bebiendo la copa de ancestral ceremonia
               regreso al Éter… ya las alas no pesan, no duelen.








jueves, 21 de marzo de 2019

"Señales"



                      Ocre tapiz viste de crepúsculo
              esta hojarasca de flores y estrellas fugaces,
                      se deshojan nubes en golondrinas
                           y en la arena de la tarde
                               hilan cristales de fuego y luna
              atardeciendo otoño en el umbral de la última piel.


                      Lluvia peregrina aroma la hierba
               y un matiz de sombras se cuela en el horizonte,
                      son retazos de eternidad que se esconden
                           en espejos atemporales,
                                despojando mariposas
               en onírica frontera.


                      Vestigios en el silencio del ocaso
               un rocío de lágrimas oprime el verso
                      que a destajo abre camino
                            en el vendaval agorero de los sueños
                                  y es insomnio de huellas
               en el alfabeto desierto de los hombres.







lunes, 18 de febrero de 2019

“En el silencio de las rosas”



                      Altar de mariposas en el horizonte
              como destino poblado de hojarascas
                      amanecen luciérnagas de arena
                           y un hechizo de luna
                               se esconde en el cristal
              de este instante de pájaros en fuga.


                      Ocultando en la piel del olvido
               las heridas del silencio
                      cobijan en la espuma del mar
                           los pétalos de mis noches y mis sombras
                                y sólo en el trazo descalzo de las rosas
               se tiñe de acero el naufragio mutilado de las horas.


                      Mas al abrigo de un madero
               desnuda el alma, sangran las palabras
                      y como azul lluvia de estrellas
                            bordan su manto crepuscular
                                  sobre las agujas del tiempo
               que fugitivo enciende la llama de tu recuerdo.





viernes, 1 de febrero de 2019

“Tejiendo hilos de invierno”


  Florece destello en el cuenco de estas mariposas
              cual espuma que desvanece las huellas
                      de un deceso de soles
                          en el vacío de un atardecer
                               sin relojes, ajeno de tiempo
              invadiendo este silencio dormido de estrellas.


                      Cual penumbra secular
               un resplandor de pájaros teje hilos de invierno
                      sobre la almohada de mi piel,
                           fluyen signos, palabras
                                como lágrimas que huyen
               en la metáfora de otro sueño.


                      Heridas que perfuman primavera
               son el talismán en este camino poblado de recuerdos
                      un cielo que gime intensidad
                           en el abrazo incorpóreo de ayer
                                …ritual que despierta
               a la vera secreta, magistral de blanco vuelo.






sábado, 10 de noviembre de 2018

En la cabellera de la tarde




                      Pinceladas de otoño
              asoman en la quietud del horizonte,
                      un presagio infinito murmura
                           hilos de sol en mi ventana
                               rasgando el velo
              de estos párpados cansados.


                      Huellas al abrigo del destino
               susurran su canto en jirones de sueños
                      y en lágrimas alba
                           construyen poemas,
                                ecos de violines en vuelo…
               amanece luz angelical.


                      Un vendaval de mariposas
               en la cabellera de la tarde
                      tiñe el mar aliento de mi faro
                            mientras otro cielo,
                                  eternamente azul,
               anuda perlas en la copa del silencio.






sábado, 27 de octubre de 2018

Mariposas en el encaje de la noche



                      Hay un manto gris de ausencias
              en el horizonte de espejos olvidados
                      coloreando la tarde piel
                           de este abismo atemporal
                               que acaricia su insomnio de hojarasca
              en áureos caminos de la infancia.


                      Mientras una luna ancestral
               vela en el follaje nocturnal de la palabra
                      camino silencios habitados
                           en los latidos de la lluvia,
                                recogiendo pétalos ceniza
               en la geografía de tu nombre.


                      Señal en el paisaje aromado de jazmines
               en misterioso vuelo, lánguidos recuerdos
                      eclipsan sus versos de alas cósmicas
                            tejiendo mariposas
                                  en el encaje de la noche,
               trasmutando el fuego de otra aurora.