lunes, 6 de febrero de 2017

Cenit de pájaros



                      Labios de luna encendida
              en la noche profética
                      de un aquelarre de violines,
                          dibuja un cenit de pájaros
                               en el ocre hilván
              de la palabra.


                      Bocanada nocturna
               que hiere la piel de mis espejos
                      en un paisaje de aceras grises;
                           ya suenan los acordes de un mágico invierno
                                deslumbrando nocturnas rosas
               sobre el cósmico encaje.


                      Vorágine estelar
               en la encrucijada de Cronos
                      es polvo de estrellas consumiendo letargos
                           mientras regresa en añil hemisferio
                                este arcoíris sediento
               que crepita… encendiendo mis alas.


sábado, 10 de diciembre de 2016

Balcón de mis fantasmas



                      En la noche silente
              me cobija el perfume de tus alas
                      y sobre un azul de curiosa luna
                          juegan mariposas estelares,
                               destejiendo un sendero malherido
              de grises espejismos.


                      Huellas que anidan
               en la tierra preciosa de los sueños,
                      hilan versos de sol y primavera
                           germinando en el seno inmemorial
                                de un arcoíris de luz
              que enciende, de rosas y mar, este velo.


                      Mientras, mágico génesis
               en el calendario de mis horas
                      dibuja el vuelo inmaculado
                           de aquel ave ancestral
                                 que desnuda sus latidos
               en el balcón de mis fantasmas.   


                                        

lunes, 8 de agosto de 2016

“Savia secular de tus heridas”


                      Misterioso atardecer
              sobre tu piel de bravía luna,
                      emergen los fantasmas
                          en la ciudad antigua
                               mientras pájaros de terciopelo
              juegan entre árboles dormidos.


                      Una avenida poblada de silencios
               recoge las huellas descalzas
                      de un pasado que viste de infancia,
                           bebiendo el aroma
                                que trenza en tus cabellos
              la savia secular de tus heridas.


                      En la esquina de tu geografía
               llueven los espejos y marionetas de cartón
                      regalan su juego en mariposas de luz
                           como mágicas noches
                                 para ir destejiendo
               …las almohadas del Tiempo.



                                       

“Este desapego del invierno”



                      Una bruma de blanco espejismo
              abriga el Alma
                      herida de recuerdos,
                          cobijando sueños de ayer
                               mientras avenidas silentes
              evocan el conjuro de un trazo de primavera.


                      La luna se esconde en un presagio de música
               y al vuelo desnudo de mil mariposas
                      teje huellas sobre el velo de la tarde;
                           ya el otoño cubre de espera
                                la nívea mortaja
              que secunda tu recuerdo…


                      despeinando estelas
               en el mar épico de mis pupilas
                      y al abrigo de tu piel
                           son libres mis enigmas,
                                 estallando en cristales
               este desapego del invierno.



                                         

domingo, 27 de marzo de 2016

"Encrucijada"

                      Te esperé en el horizonte de los tiempos
              entre soles dormidos
                      en columpios de lluvia
                          y como espejo redentor
                               la sombra de mis rosas
              cobijó un crepúsculo sediento de primaveras.


                      Un naufragio de coral
               en la penumbra de los sueños,
                      almohada de arrebol
                           surcando plenilunios
                                de alondras fugaces,
              dibujó mis huellas descalzas


                      para acallar este silencio
               perfumado de olvido
                      y en la alquimia nave de los deseos
                           descubrir el velo milenario
                                 de la agreste geografía
               que tiñó de viento… el cáliz de mis plegarias.



martes, 24 de noviembre de 2015

"Eclipse"



                      Pasos en medio de una soledad
              teñida de soles y abismos;
                      llueve en la penumbra gris de esta vereda
                          que abraza la cintura de tu sombra
                               y en jirones de primavera
              inunda el cuenco de tus ojos.


                      Sones de estrellas distantes
               como vorágine cósmica
                      tiñen el mar de tus pupilas,
                           bebiendo el eclipse
                                de esta luna misteriosa,
               perfumando de eternidad mis sueños y mi piel.


                      Como huellas de ayer
               sobre la alfombra etérea del ocaso
                      mil luciérnagas se cuelan
                           en la copa de mis versos
                                 y cual hojas al viento sueltan amarras
               en los espejos de la noche.