domingo, 23 de junio de 2019

“Reloj de invierno”



                    Un viento manso, una brisa de ayer 
              me trae el perfume de tu risa ausente
                      purificando la lluvia en este otoño gris,
                           caen luceros que hieren las almas dormidas
                               en las arenas invisibles del tiempo
              ataviadas de luz en las alas rotas del ocaso.


                      La nostalgia abre su ventana
               en silencio, un suspiro de néctar
                      recorre un jardín de orfandad
                           y en jirones de luna resplandece el olvido,
                                sombras marchitas
               en el delirio azul de la noche.


                      Hay un refugio de miel y rosas
               en la memoria de los sueños
                      donde yacen voces etéreas,
                            plegarias ocultas en este hado austral
                                  lentamente, imperceptible…
               acariciándonos el frío del invierno.







martes, 11 de junio de 2019

“Huellas en la aurora”



                      Incierto juego de la primavera
              en el lienzo oculto de árboles azules
                      una serena y glacial nieve hiere la aurora
                           desterrando los sueños
                               de alas dormidas
              y en cada estela del destino


                      risas sonoras tejen el horizonte,
               huellas inermes que la infancia plasmó
                      en angelicales destellos de amor
                           y cual boca sedienta
                                de mares lejanos
               conjura la suerte de nuevos viajeros.


                      Divaga tinta mi pluma gris,
               juegan las palabras, vuelan luciérnagas antiguas
                      y surcando un campo de flores
                            encienden las pupilas de mágico paisaje
                                  vistiendo de galaxias a la noche;
               el miedo se esfuma… en tus brazos, de tu mano.






domingo, 19 de mayo de 2019

“Versos nómades”



                      Se delinean sombras y caminos
              en el otoño de mis huellas,
                      renace el sol de los recuerdos
                           y en cristales dorados atardecen
                               heridas de viento, estas mariposas
              de penumbra y horizonte.


                      Un santuario de sueños
               en el crepúsculo de la luna
                      contempla mil aves de bruma
                           tejiendo la piel del olvido,
                                poblando un paisaje de árboles dormidos
               en las almas desnudas de sus ramas.


                      Sólo algún pájaro de hierro espera
               en el rosado beso de la tarde
                      bañando de fuego sus plumas de ocre
                            cual ruego cuajado de cuencos vacíos
                                  son aquellos versos nómades
               que retornan con cada hoja del ocaso.







domingo, 28 de abril de 2019

“Fragmentos de luz”



                     
                      En la inquietud del alma
              se agolpan los silencios del pasado
                      tejiendo hilos de onírico juego,
                           son huellas dormidas en la lumbre del otoño
                               mientras una luna ausente
              despierta en el óleo marchito de las flores.


                      Sendero al antiguo templo
               que corona cicatrices en abril,
                      una niebla secular devora las señales
                           a espaldas del tiempo
                                y asomando plegaria de otra aurora
               amalgama el perfume de la lluvia;


                      cual laberíntico vendaval de mareas grises
               dibujando las mejillas de la tarde
                      renacen en palabras, en versos
                            fragmentos de luz que se posan
                                  en los párpados abiertos, en pupilas celestes
               emergiendo más allá de la mortaja del invierno.








sábado, 6 de abril de 2019

“Detrás del velo”


                      Metamorfosis del lenguaje
              donde anidan los sueños
                      y susurran los latidos del alba
                           son cantaros de terciopelo
                               susurrando en la pluma del tiempo
              cual espejo de ausencias en el frío de la luna.


                      Una silueta de alborada acaricia el arrebol
               de este jardín de la redención,
                      refugio al náufrago de mares ignotos
                           antiguas heridas de pinceles hostiles
                                desgarran, cristales de ilusión,
               este camino de huellas cenicientas.


                      Nostalgia en el umbral de las rosas
               manto descarnado de un horizonte secular,
                      caen luceros de nieve, retazos de luz
                            sobre la almohada;
                                  bebiendo la copa de ancestral ceremonia
               regreso al Éter… ya las alas no pesan, no duelen.








jueves, 21 de marzo de 2019

"Señales"



                      Ocre tapiz viste de crepúsculo
              esta hojarasca de flores y estrellas fugaces,
                      se deshojan nubes en golondrinas
                           y en la arena de la tarde
                               hilan cristales de fuego y luna
              atardeciendo otoño en el umbral de la última piel.


                      Lluvia peregrina aroma la hierba
               y un matiz de sombras se cuela en el horizonte,
                      son retazos de eternidad que se esconden
                           en espejos atemporales,
                                despojando mariposas
               en onírica frontera.


                      Vestigios en el silencio del ocaso
               un rocío de lágrimas oprime el verso
                      que a destajo abre camino
                            en el vendaval agorero de los sueños
                                  y es insomnio de huellas
               en el alfabeto desierto de los hombres.