viernes, 1 de febrero de 2019

“Tejiendo hilos de invierno”


  Florece destello en el cuenco de estas mariposas
              cual espuma que desvanece las huellas
                      de un deceso de soles
                          en el vacío de un atardecer
                               sin relojes, ajeno de tiempo
              invadiendo este silencio dormido de estrellas.


                      Cual penumbra secular
               un resplandor de pájaros teje hilos de invierno
                      sobre la almohada de mi piel,
                           fluyen signos, palabras
                                como lágrimas que huyen
               en la metáfora de otro sueño.


                      Heridas que perfuman primavera
               son el talismán en este camino poblado de recuerdos
                      un cielo que gime intensidad
                           en el abrazo incorpóreo de ayer
                                …ritual que despierta
               a la vera secreta, magistral de blanco vuelo.






sábado, 10 de noviembre de 2018

En la cabellera de la tarde




                      Pinceladas de otoño
              asoman en la quietud del horizonte,
                      un presagio infinito murmura
                           hilos de sol en mi ventana
                               rasgando el velo
              de estos párpados cansados.


                      Huellas al abrigo del destino
               susurran su canto en jirones de sueños
                      y en lágrimas alba
                           construyen poemas,
                                ecos de violines en vuelo…
               amanece luz angelical.


                      Un vendaval de mariposas
               en la cabellera de la tarde
                      tiñe el mar aliento de mi faro
                            mientras otro cielo,
                                  eternamente azul,
               anuda perlas en la copa del silencio.






sábado, 27 de octubre de 2018

Mariposas en el encaje de la noche



                      Hay un manto gris de ausencias
              en el horizonte de espejos olvidados
                      coloreando la tarde piel
                           de este abismo atemporal
                               que acaricia su insomnio de hojarasca
              en áureos caminos de la infancia.


                      Mientras una luna ancestral
               vela en el follaje nocturnal de la palabra
                      camino silencios habitados
                           en los latidos de la lluvia,
                                recogiendo pétalos ceniza
               en la geografía de tu nombre.


                      Señal en el paisaje aromado de jazmines
               en misterioso vuelo, lánguidos recuerdos
                      eclipsan sus versos de alas cósmicas
                            tejiendo mariposas
                                  en el encaje de la noche,
               trasmutando el fuego de otra aurora.






sábado, 22 de septiembre de 2018

"Instantes"





                      Piel de tempestad y arena…
              Insomnio de luna en el horizonte de las olas,
                      la nostalgia rueda en los suspiros
                           de estas rosas que huelen a ti,
                               misterioso himno
              de luciérnagas en mi almohada.


                      Hay pájaros de lágrimas
               en el otoñal crepúsculo
                      y detrás de los espejos juegan los ecos
                           de nuestros sueños de ayer,
                                deshojando olvidos
               en esta quietud poblada de luceros.


                      Es lámpara coral tu cabellera de alborada
               tejiendo un umbral de hojarascas en la tarde,
                      ventana atemporal en mi reloj de lumbre;
                            cual estrella dormida
                                  en el abismo de tus ojos
               camino esta herida encadenada de huellas y silencios.






jueves, 23 de agosto de 2018

Onírica



                       Misterioso, invisible
              este torbellino en tus ojos
                      pinta arroyos en el umbral de la luna
                           y en la orilla de tus alas
                               el horizonte, con su manto de espuma
              es madrugada detrás de los espejos.


                      Suspiro en la hora despeinada
               de esta sombra inquieta
                      que deshoja lentamente la tarde
                           y en el sendero austral de mi lucero
                                describe un velo
               de infinita oda.


                      Son fragmentos de celestes mariposas,
               en el destello mar de tu mirada
                      tejiendo palabras que aroman a primavera
                            este deseo etéreo sobre tu piel
                                  hecho brisa…
               en la penumbra mustia de los sueños.




lunes, 30 de abril de 2018

“Péndulo otoñal”

 


                      Una lluvia de lunas invisibles
              vestidas de viento se cuelan
                      en la sombra de esta hoguera
                           dibujando un sendero herido de nostalgia,
                               es hoy, silencio a destajo
              en la ladera de tus labios.


                      Fugitiva, la Memoria se revela
               en el péndulo otoñal de tu recuerdo
                      y una cascada de horizonte
                           asoma en la brisa
                                que susurra su plegaria
               en el velo austral de mis pupilas.


                      Juega la infancia en las agujas de Cronos
               su cenit de sueños en cuencos de ausencia
                      mientras el alba perfuma sus huellas en la arena
                            y sólo el mudo grito
                                 con su manto alado
               teje pájaros en la voraz penumbra de mis rosas.