sábado, 30 de diciembre de 2017

"Pupilas estelares"


                      Envuelta en la magia celeste de la noche
              besa, esta luna de terciopelo,
                      el velo gastado de gaviotas errantes
                          mientras un faro olvidado anhela el regreso
                               de tu esfinge marina  
              buscando entre sueños de espuma.


                      Un abismo silente en la ocre piedad  de Cronos
               deshoja olvido en el rojor de tus labios,
                      cuando un calendario de luciérnagas
                           conjura el regreso
                                en la metamorfosis de otra piel
               y en la memoria de esta brújula encantada;


                      es Eolo quien presagia
               en el lienzo de mis versos
                      su cauce de amaneceres,
                           bordando de adiós sus pupilas estelares
                                y en la cósmica almohada…
               engendrará la Luz.


sábado, 29 de abril de 2017

Umbral onírico de tus alas




                      El otoño colorea el paisaje
              en esta tarde de soles sumisos,
                      mientras Eolo despeina sueños
                          en cantos rodados
                               presagiando un estandarte
              de mágico enigma.


                      Lánguidos pasos vierten huellas de luna
               sobre esta oquedad de tibias mariposas
                      y en el umbral onírico de tus alas
                           cubre primavera anhelada
                                cual sutil encanto
               de boreal hemisferio…


                      mientras pupilas estelares
               en el manto austral de mi cobijo
                      gimen libélulas de plata
                           cual estanque bautismal
                                para inundar de luz
               el abismo occidental de esta herida.

                     

lunes, 6 de febrero de 2017

Cenit de pájaros



                      Labios de luna encendida
              en la noche profética
                      de un aquelarre de violines,
                          dibuja un cenit de pájaros
                               en el ocre hilván
              de la palabra.


                      Bocanada nocturna
               que hiere la piel de mis espejos
                      en un paisaje de aceras grises;
                           ya suenan los acordes de un mágico invierno
                                deslumbrando nocturnas rosas
               sobre el cósmico encaje.


                      Vorágine estelar
               en la encrucijada de Cronos
                      es polvo de estrellas consumiendo letargos
                           mientras regresa en añil hemisferio
                                este arcoíris sediento
               que crepita… encendiendo mis alas.


sábado, 10 de diciembre de 2016

Balcón de mis fantasmas



                      En la noche silente
              me cobija el perfume de tus alas
                      y sobre un azul de curiosa luna
                          juegan mariposas estelares,
                               destejiendo un sendero malherido
              de grises espejismos.


                      Huellas que anidan
               en la tierra preciosa de los sueños,
                      hilan versos de sol y primavera
                           germinando en el seno inmemorial
                                de un arcoíris de luz
              que enciende, de rosas y mar, este velo.


                      Mientras, mágico génesis
               en el calendario de mis horas
                      dibuja el vuelo inmaculado
                           de aquel ave ancestral
                                 que desnuda sus latidos
               en el balcón de mis fantasmas.   


                                        

lunes, 8 de agosto de 2016

“Savia secular de tus heridas”


                      Misterioso atardecer
              sobre tu piel de bravía luna,
                      emergen los fantasmas
                          en la ciudad antigua
                               mientras pájaros de terciopelo
              juegan entre árboles dormidos.


                      Una avenida poblada de silencios
               recoge las huellas descalzas
                      de un pasado que viste de infancia,
                           bebiendo el aroma
                                que trenza en tus cabellos
              la savia secular de tus heridas.


                      En la esquina de tu geografía
               llueven los espejos y marionetas de cartón
                      regalan su juego en mariposas de luz
                           como mágicas noches
                                 para ir destejiendo
               …las almohadas del Tiempo.



                                       

“Este desapego del invierno”



                      Una bruma de blanco espejismo
              abriga el Alma
                      herida de recuerdos,
                          cobijando sueños de ayer
                               mientras avenidas silentes
              evocan el conjuro de un trazo de primavera.


                      La luna se esconde en un presagio de música
               y al vuelo desnudo de mil mariposas
                      teje huellas sobre el velo de la tarde;
                           ya el otoño cubre de espera
                                la nívea mortaja
              que secunda tu recuerdo…


                      despeinando estelas
               en el mar épico de mis pupilas
                      y al abrigo de tu piel
                           son libres mis enigmas,
                                 estallando en cristales
               este desapego del invierno.