sábado, 27 de abril de 2013

“Luciérnagas en este abismo de silencios”




           Un silencio poblado de estío
      en la ribera caudalosa de los sueños
           cuela sus mágicos perfumes        
                y en la impronta de la tarde                            
                     viste mariposas de arrebol                              
     sobre los arroyos dorados de mi infancia.


            Auroras silentes   
      duermen en el regazo de la tarde
           desvelando alas
                en el grafito de mis noches,
                     acunando sortilegios de mar
      en la bahía primigenia de ayer.


           Y entre misteriosos acordes
      de acuarela y pentagramas en lúdico juego       
           se tejen los secretos ancestrales
                que cobijan metáforas de pasión y alborada,
                   amortizando luciérnagas
   en este abismo de silencios.


3 comentarios:

  1. Luz ante el silencio, versos en la oscuridad.
    Salud

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa evocación de esos, no menos maravillosos, veranos de la infancia y adolescencia. Escribes fenomenal.
    Abrazos

    ResponderEliminar