jueves, 23 de agosto de 2018

Onírica



                       Misterioso, invisible
              este torbellino en tus ojos
                      pinta arroyos en el umbral de la luna
                           y en la orilla de tus alas
                               el horizonte, con su manto de espuma
              es madrugada detrás de los espejos.


                      Suspiro en la hora despeinada
               de esta sombra inquieta
                      que deshoja lentamente la tarde
                           y en el sendero austral de mi lucero
                                describe un velo
               de infinita oda.


                      Son fragmentos de celestes mariposas,
               en el destello mar de tu mirada
                      tejiendo palabras que aroman a primavera
                            este deseo etéreo sobre tu piel
                                  hecho brisa…
               en la penumbra mustia de los sueños.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario