lunes, 6 de febrero de 2017

Cenit de pájaros



                      Labios de luna encendida
              en la noche profética
                      de un aquelarre de violines,
                          dibuja un cenit de pájaros
                               en el ocre hilván
              de la palabra.


                      Bocanada nocturna
               que hiere la piel de mis espejos
                      en un paisaje de aceras grises;
                           ya suenan los acordes de un mágico invierno
                                deslumbrando nocturnas rosas
               sobre el cósmico encaje.


                      Vorágine estelar
               en la encrucijada de Cronos
                      es polvo de estrellas consumiendo letargos
                           mientras regresa en añil hemisferio
                                este arcoíris sediento
               que crepita… encendiendo mis alas.


1 comentario:

  1. Se me da muy bien el poema, amiga, mucha elegancia en tu decir.

    Abrazo

    ResponderEliminar