jueves, 11 de septiembre de 2014

“Sendero del alba”

                                 
         

                      Después de haber transitado
              oscuros y silenciosos caminos,
                      de buscarte en alas e hilvanes de versos,
                          en coloridos paisajes y corazones sombríos
                               mis ojos rasgan el velo
              hacia tu luz infinita y radiante;


                      mi corazón malherido,
               el paso gastado, desfalleciente….
                      Abatida oigo la voz cordial
                           y temblando como aquella hoja
                                que mece el otoño solano
               me dejo caer en tu Universo


                      mientras el fuego del Espíritu
               reviste mi ser, purificando
                      cada célula, cada partícula
                           para restaurar esta vasija que late,
                                quebrada por mil heridas
               en el abrazo, eterno y majestuoso de tu Amor.



                                           

1 comentario:

  1. Apasionado poema de buen gusto, amiga. Muy bueno!

    Buen finde

    Pichy
    http://eclipses-pichy.blogspot.com

    ResponderEliminar